¿Cómo adaptar la estrategia de tu equipo de ventas a las necesidades del consumidor en verano?

El 39% de consumidores gasta más en verano. ¿Cómo puedo adaptar mi estrategia en el punto de venta?

 

Es empezar el mes de agosto y notar ese olor a vacaciones que lo embriaga todo. Resulta inevitable no dejarse contagiar por esa alegría del que sabe que, pronto, podrá disfrutar de un merecido descanso.

Muchas marcas tienen un componente estacional, que provoca que en verano, como ocurre en Navidades, sea necesario diseñar e implementar estrategias específicas para maximizar los resultados y aprovechar la “ola” de consumo que se produce durante estos meses.

Durante las vacaciones, el consumidor cambia sus hábitos y, a menudo, su localización. ¿Cómo podemos adaptar  nuestra aproximación a las tiendas teniendo en cuenta el cambio de  necesidades del consumidor en verano?

El 39% de los consumidores aumenta el gasto en verano

Según publican desde Tiendeo, en verano, el 39% de los consumidores aumenta su gasto medio en el supermercado.

Debido a la estacionalidad, algunos productos varían su volumen de ventas. Además del evidente aumento del consumo de helados o refrescos en detrimento de los caldos y sopas, en verano también disminuye el consumo de otros productos como la bollería (15%, según informa Tiendeo).

Los consumidores son menos planificados

En verano el consumidor se vuelve más impulsivo y despreocupado. Alrededor del 15% de los consumidores admite tener menos planificación en su compra durante el verano que durante el resto del año. El consumidor está de vacaciones, más relajado y es más proclive a permitirse pequeños “caprichos”. Esto influye directamente a la gestión del punto de venta y a cómo impactan las marcas al consumidor final.

El gestor del punto de venta es decisivo

Durante el verano, los establecimientos que más afluencia tienen son los costeros y turísticos. Este pico de demanda suele precisar la contratación de un equipo de task force o de refuerzo para las zonas de playa.

Los gestores del punto de venta, por su parte, deben redoblar sus esfuerzos durante la época estival para visitar con mayor frecuencia, aquellos establecimientos que necesiten de una mayor atención durante épocas con mayor demanda de consumo.

En este sentido, implementar mejoras  dentro y fuera del lineal durante este periodo se vuelve decisivo. Para algunas marcas, añadir una nueva nevera en el punto de venta o mejorar la balda es determinante para incrementar sus ventas

Trazar un plan personalizado por localización y marca teniendo en cuenta los datos específicos y el histórico de ventas de estos establecimientos turísticos, asegura una estrategia más efectiva y rentable.

Para las marcas el verano es una oportunidad de oro para captar nuevos consumidores y fidelizar a los existentes. Situarse en un lugar prioritario en el punto de venta marcará una vez más la diferencia.

Abr
18
2019
claves-motivar-fuerza-de-ventas

Claves para motivar a tu fuerza de ventas (que nada tienen que ver con el salario)

Cualquier empresa quiere crecer e, inevitablemente, esto pasa por captar nuevos clientes, fidelizar a los existentes y aumentar de forma constante y estable las ventas.

Leer más
Abr
11
2019
externalia-compromiso-medio-ambiente

Externalia avanza en su compromiso con el medio ambiente

El AutoGas ha logrado hacerse un hueco en el mercado español y la cifra de automóviles que se mueven con este carburante en Europa, ya supera los 15 millones.

Leer más
Abr
04
2019
productos estacionales farmacia

Cómo potenciar las ventas de productos estacionales en farmacia

En la definición de productos estacionales entrarían todos aquellos que registran un gran pico de demanda en un momento determinado del año.

Leer más