¿Cómo mejorar la visibilidad de mi marca en el punto de venta?

Tener una presencia visible y bien trabajada en el punto de venta es clave para lograr un mayor número de conversiones finales.

visibilidad punto de venta

Es una acción que se repite en miles de ocasiones a diario: el consumidor llega al lineal en busca de una tipología de producto. Es el momento decisivo, en el cual la venta se inclinará hacia tu  producto o  el de la competencia. La jugada clave del partido, el uno contra uno entre portero y delantero en el último minuto con empate en el marcador.

La competencia nunca antes había sido mayor y nunca antes había estado tan preparada. La pugna por las mejores y mayores ubicaciones en el punto de venta se ha vuelto feroz. Si no peleas a diario, tu competencia acabará por echarte del lineal.

¿Qué lleva a un consumidor a decantarse por una marca u otra? El precio, el conocimiento y prestigio de la marca juegan un papel fundamental. Quizás no eres consciente, pero la elección del consumidor se basa en un cúmulo de experiencias indescifrables. Los departamentos de marketing tienen verdaderos quebraderos de cabeza para distribuir sus presupuestos y acciones ante un consumidor cada vez más omnicanal, exigente e hipercomunicado.

De nada sirve tener el mejor producto y la mejor campaña si el consumidor no lo encuentra en una posición preferente en el punto de venta. Sobre todo, teniendo en cuenta que el 70% de las decisiones de compra se toman en el punto de venta. Para el equipo comercial esta debería ser la principal batalla y, para conseguir adaptarse a las necesidades y novedades del mercado, es necesario estar en permanente contacto con el punto de venta y todos sus actores.

4 tips para mejorar tu visibilidad en el punto de venta

La gestión del punto de venta (GPV) es un desafío para muchas empresas. Y es que, mejorar la visibilidad tiene una repercusión directa en un incremento de ventas. Desde Externalia proponemos 4 estrategias que te ayudarán a llamar la atención de tu consumidor cuando sea susceptible de realizar la compra.

1. Incrementa la frecuencia y optimiza las visitas

Aunque vivamos en un mundo hiperconectado, las relaciones humanas siguen teniendo un peso fundamental en los procesos de venta. Ir, frecuentemente, a visitar los puntos de venta y conocer de primera mano sus necesidades, te ayudará a tener una visión más objetiva de las cosas que no están funcionando en tu proceso de venta.

Además, claro está, si visitas con mayor frecuencia los puntos de venta será más fácil ganarte la confianza de los responsables de cada sección  Y por tanto será más factible conseguir mejoras en punto de venta como por ejemplo segundas exposiciones.

Optimiza la metodología de las visitas de tu equipo comercial para invertir el tiempo en aquello que realmente  aporta valor.  Gracias a la tecnología se puede incrementar el tiempo dedicado a tareas generadoras de valor.

2. Estudia y audita los movimientos de tu competencia

En la actual era de la globalización, las diferencias entre comunidades y culturas son cada vez más difusas. En parte, porque las distancias se han acortado y cada vez es más fácil darse a conocer. Lo mismo pasa con los productos y bienes de consumo. Cada vez hay más marcas que ofrecen un producto que, casualmente, es cada vez más homogéneo. Para marcar la diferencia hay que estar muy atento a los pequeños detalles. Y eso, sólo lo conseguirás si mantienes un seguimiento y análisis constante de lo que hacen el resto de marcas de tu sector.

Es  imprescindible conocer de qué manera están vendiendo las marcas de tu competencia sus productos. Y, en especial, analizar cuál es la oferta de valor que proponen a los compradores en los puntos de venta. En definitiva, la alternativa qué tienen los consumidores a nuestra marca.

3. Aporta valor al retailer

Cuando vayas a ver al responsable de tu punto de venta, probablemente serás el cuarto o quinto agente comercial que le visita esa misma mañana. Por eso, antes de iniciar la visita, piensa en qué le puedes ofrecer tú para que considere tu producto como más valioso. Facilitarle la comprensión de la ventaja competitiva que le ofrece tu marca te situará como un aliado para el crecimiento de su negocio.

4. Cuida tu fuerza de ventas

¿Qué plan de formación mensual sigue tu equipo comercial? ¿Cómo consigues mantener sus niveles de motivación e implicación al máximo? ¿Te preocupas por sus verdaderas necesidades y preocupaciones? ¿ La presencia en el punto de venta se gana con el equipo humano más preparado e implicado. La apuesta por tu equipo debe ser prioritaria. Ellos son los que conseguirán que tu marca tenga un lugar privilegiado y efectivo en el punto de venta.

En definitiva, la competencia por la presencia en el punto de venta es cada vez mayor y requiere de metodologías y equipos cada vez más formados. Hay que asegurar cada palmo negociado con la central de compras y luchar por el siguiente sin descanso. Es lo que marcará la diferencia entre que el consumidor te escoja a ti o a tu competencia.

 

Jul
12
2018
Gestor-del-punto-de-venta

Gestor del punto de venta: Las 5 habilidades clave

¿Cuáles son las habilidades clave para un gestor de punto de venta?

Leer más
Jul
05
2018
roturas-de-stock-externalia

Las roturas de stock, la pesadilla de las marcas

Si tu marca sufre una rotura de stock, perderás al 9% de tus consumidores

Leer más
Jun
28
2018
gestor-punto-de-venta

¿Qué puede hacer un Gestor del Punto de Venta para mejorar la percepción de tu marca?

La gestión del Punto de Venta como herramienta de branding.

Leer más